¿Están los periódicos muertos o adaptándose a la era de las noticias digitales?

¿Se están muriendo los periódicos? Ese es el debate enfurecido de estos días. Muchos dicen que la desaparición del periódico diario es sólo cuestión de tiempo, y no de mucho tiempo. El futuro del periodismo está en el mundo digital de los sitios web y las aplicaciones -no en la prensa-, dicen.

Pero existe otro grupo de gente que insiste en que los periódicos han estado con nosotros durante cientos de años, y aunque algún día todas las noticias pueden encontrarse en línea, los periódicos tienen mucha vida en ellos todavía.

Entonces, ¿quién tiene razón?

Los periódicos están muertos

La circulación de periódicos está bajando, los ingresos por anuncios clasificados se están agotando, y la industria ha experimentado una ola de despidos sin precedentes en los últimos años. Si hablamos tan solo de Estados Unidos, un tercio de las grandes salas de redacción de todo el país tuvieron despidos sólo entre 2017 y abril de 2018. Grandes periódicos metropolitanos como el Rocky Mountain News y el Seattle Post-Intelligencer se han hundido, e incluso compañías de periódicos más grandes como la Tribune Company han estado en bancarrota. Y esto se replica en la mayoría de paises.

Dejando a un lado las sombrías consideraciones empresariales, la gente de los periódicos muertos dice que Internet es simplemente un mejor lugar para obtener noticias. “En la web, los periódicos son en vivo y pueden complementar su cobertura con audio, video y los valiosos recursos de sus vastos archivos”, dijo Jeffrey I. Cole, director del Centro Digital del Futuro de la USC. “Por primera vez en 60 años, los periódicos están de vuelta en el negocio de las noticias de última hora, excepto que ahora su método de entrega es electrónico y no en papel.”

Conclusión: Internet matará a los periódicos.

Los periódicos no están muertos, de todos modos

Sí, los periódicos se enfrentan a tiempos difíciles, y sí, Internet puede ofrecer muchas cosas que los periódicos no pueden. Pero los expertos y pronosticadores han estado prediciendo la muerte de los periódicos durante décadas. La radio, la televisión y ahora Internet se suponía que iban a matarlos, pero todavía están aquí.

Contrariamente a lo esperado, muchos periódicos siguen siendo rentables, aunque ya no tienen los márgenes de beneficio del 20 por ciento que tenían a finales de la década de 1990. Rick Edmonds, analista de negocios de medios del Instituto Poynter, dice que los despidos generalizados de la industria periodística de la última década deberían hacer que los periódicos sean más viables. “Al final del día, estas compañías están operando de manera más eficiente”, dijo Edmonds. “El negocio será más pequeño y puede haber más reducciones, pero debería haber suficientes beneficios para hacer un negocio viable en los próximos años.”

Años después de que los expertos digitales comenzaran a predecir la desaparición de la prensa impresa, los periódicos siguen obteniendo importantes ingresos de la publicidad impresa, pero entre 2010 y 2017 se redujo de 60.000 millones de dólares a unos 16.500 millones de dólares.

Y aquellos que afirman que el futuro de las noticias está en línea y sólo en línea ignoran un punto crítico: Los ingresos por publicidad online por sí solos no son suficientes para apoyar a la mayoría de las compañías de noticias. Google y Facebook dominan cuando se trata de ingresos por publicidad online. Por lo tanto, los sitios de noticias en línea necesitarán un modelo de negocio aún no descubierto para sobrevivir.

Pasarelas de pago (Paywalls)

Una posibilidad puede ser la de las pasarelas de pago, que muchos periódicos y sitios web de noticias están utilizando cada vez más para generar ingresos muy necesarios. El informe de medios del Centro de Investigación Pew de 2013 reveló que se habían adoptado sistemas de pago en 450 de los 1.380 diarios de Estados Unidos, aunque no reemplazarán todos los ingresos perdidos por la reducción de las ventas de anuncios y suscripciones.

En ese estudio también se comprobó que el éxito de los sistemas de pago, combinado con una suscripción impresa y aumentos de precios por copia única, ha dado lugar a una estabilización o, en algunos casos, incluso a un aumento de los ingresos procedentes de la circulación. Las suscripciones digitales están creciendo.

“En la era de Netflix y Spotify, la gente está volviendo a pagar por el contenido”, escribió John Micklethwait para Bloomberg en 2018.

Hasta que alguien descubra cómo rentabilizar los sitios de noticias sólo en línea (también han sufrido despidos), los periódicos no irán a ninguna parte. A pesar del escándalo ocasional en las instituciones impresas, siguen siendo fuentes confiables de información a las que la gente recurre para atravesar el desorden de las (potencialmente falsas) noticias en línea (fake news) o para la historia real cuando los medios de comunicación social les muestran información sobre un evento sesgado de diversas maneras.

Conclusión: Los periódicos no van a ninguna parte.




Tipo de publicación